Diversidad Sexual y Pandemia en Colombia: el 2021

Por: Campus Diverso

Recorrer los eventos del año pasado nos ayuda a reflexionar y asumir los retos de 2022 para la comunidad diversa.


Hoy, a casi dos años de pandemia, confinamiento y virtualidad, pareciera que los cambios en las formas de interacción y relacionamiento han llevado a despojar del carácter humano a cualquier persona, como es el caso de las diferentes situaciones de violencia y discriminación que han vivenciado las personas con identidades de géneros u orientaciones sexuales disidentes durante este tiempo. No obstante, hay elementos memorables que evidencian el valor de las diversidades sexuales para aportar en los diferentes escenarios de la esfera social, entre los que destacan los ámbitos de la salud y la cultura. Hacemos un recuento que reivindica el 2021 y proyecta los retos propuestos para este 2022.

Como aspectos positivos, se resalta que recientemente Chile se sumó a la lista de países americanos que aprueban el matrimonio igualitario, además de elegir por primera vez a una diputada transgénero; por su parte, Argentina con la ley 27636 posibilitó a las personas transgénero el acceso laboral; sin embargo, la realidad que acontece en Colombia no es muy alentadora. Según la Fundación GAAT (Grupo de apoyo a personas transgénero), el nivel de violencia en el país hacia las personas que hacen parte de esta comunidad aumentó un 25% en el año 2021, por lo que se estima que el promedio de vida de las personas transgénero es de 29 años. A pesar de las múltiples denuncias de la sociedad civil y organizaciones de base comunitaria, la justicia se ve entorpecida por las barreras y la persistencia de impunidad que mantienen a Colombia como el segundo país más violento para las personas diversas.

Uno de los hechos más importantes dentro de la lucha política por los derechos de la comunidad LGBTIQ+, fue la protesta masiva de ésta en Qatar, donde se pedía a la FIFA no organizar el mundial 2022 en este país por no respetar los derechos humanos de esta población. Si bien, la respuesta dada por el presidente del comité organizador reafirma la discriminación histórica -anunciando que las diversidades pueden asistir a los eventos siempre y cuando no realicen muestras de afecto en público-, la valentía y determinación política de estas colectividades para alzarse contra situaciones antes incuestionables nos resulta inspiradora y nos da la certeza que la lucha continúa.

En Colombia en cuanto al tema salud, se destacan interesantes iniciativas como la Liga de Salud Trans, una red de personas trans y no binarias unidas para exigir mejor acceso y calidad en salud, capacitadas para acompañar a sus pares y dialogar con los actores del sistema para el mejoramiento de la atención diferencial de las personas trans. Y, a su vez, Profamilia con #TRANSformando, una iniciativa para la implementación y el aprendizaje de un modelo de atención integral en salud que aborde sin discriminación y estigma a las personas Trans.

Pese a lo anterior, las barreras para la atención y el acceso a la salud en diferentes escenarios, continúan manifestándose en los espacios de formación de profesionales de la salud, por cuanto en ellos no se ofrecen contenidos curriculares acerca de la intersección de la diversidad sexual. Preocupa también el marcado desabastecimiento mundial de algunos componentes necesarios para la elaboración de medicamentos hormonales usados en los procesos afirmativos de género, lo que ha llevado a que las personas que requieren dichos medicamentos se vean expuestas a cambios de receta y a nuevos esquemas de manejo, generando readaptación a las nuevas moléculas, y, por ende, efectos secundarios adversos (afectación de la salud mental, mayor riesgo de efectos según la molécula y la persona usuaria).

Para concluir, enumeramos los hitos artísticos y culturales: Primero, el renacimiento del VOGUE durante el paro nacional en la ciudad de Bogotá donde sus principales representantes hacen parte de la comunidad LGBTIQ+. Segundo, una exposición de arte en el Museo Nacional de Bogotá con más de 70 piezas que reflejaban las luchas, la libertad y la diversidad en Colombia en años pasados. Tercero, juntanzas entre colectivos, fundaciones, líderes y lideresas en los distintos barrios de Bogotá como muestra de resistencia y rechazo a los desfavorables acontecimientos vividos por las mujeres trans del país durante el 2021.

Con noticias destacadas y actos para la reflexión, sin duda, el 2021 estuvo marcado por altibajos. El 2022 se proyecta como una nueva oportunidad, y desde Campus Diverso invitamos a seguir construyendo una cultura de paz, respeto por la diferencia y comunicación asertiva, que haga eco en los diferentes escenarios sociales y en cada una de las personas que los habitan, dándoles sentido e identidad a los mismos.

Visita nuestras redes y encuentra más información

Web: http://viceacademica.univalle.edu.co/2-tipo/443-campus-diverso

Instagram: https://www.instagram.com/campusdiversouv/?hl=es-la

Facebook: https://www.facebook.com/campusdiversouv/