+ Identidades, + vivencias corporales, + reconocimiento, + diversidad (7)

Por: Campus Diverso

Finalizamos la serie “L, G, B, T, I, Q, +, Más allá de los lugares comunes” con la sigla con más incógnitas y confusiones. Campus Diverso te cuenta sobre el “+”.


¿Qué tanto sabes del símbolo “+” dentro de la comunidad LGBTIQ+? ¿Son otras identidades de géneros y orientaciones sexuales aún menos hegemónicas y más invisibilizadas? O, por el contrario, ¿el “+” le da un rango amplio de expresión y sentir a las personas para identificarse?

La proliferación de diversas formas de vivencia corporal en la orientación sexual o la identidad de género fue aflorando con el crecimiento del movimiento revolucionario por los derechos de hombres y mujeres al interior de la comunidad disidente del género en la década de los años 90, cuando surgieron diferencias al interior de la misma por la diversidad de ideales perseguidos. En la actualidad, además de trascender al binarismo sexo-género, el logro de recoger las diversas voces de reivindicación no ha sido una tarea simple pues se presentan constantemente posturas de aprobación, de rechazo e incluso de indiferencia. Lo significativo de este proceso resalta en que cada día empiezan a visibilizarse formas de autodeterminación que rompen con las normas impuestas sobre la vivencia de la sexualidad, reivindican las vivencias corporales y sacan del anonimato a las mal llamadas “minorías”. A continuación, enunciamos algunas de ellas resaltando que, de manera principal, se recogen en esta sigla la vivencias relacionadas con la orientación sexual:

  • Asexual: persona que no experimenta atracción sexual hacia otras personas por períodos definidos o indefinidos de tiempo.

  • Demisexual: persona que solo siente atracción sexual por alguien con quien tiene un vínculo emocional. Se diferencia de las personas asexuales en tanto que en estas últimas, su atracción sexual es mínima y se compensa con otros intereses.

  • Pansexual: persona que siente atracción emocional, afectiva y/o sexual por otras personas más allá y sin otorgarle importancia a sus sexos, géneros, orientaciones sexuales u otra categorías identitarias.

  • Omnisexual: persona que siente atracción erótico-afectiva por personas de cualquier sexo o género, siendo completamente consciente del sexo/género de éstas.

  • Agénero: término que describe a las personas que no se identifican, parcial o totalmente, con un género; éstas pueden llegar a determinar ocasionalmente que su género es neutral. Puede implicar sentir inconformidad con el nombre, la vestimenta y el uso de pronombres, entre otros.

  • Androsexual/ginosexual: personas que no se identifican con un género en específico (ej.: queer o no binarie) y que se sienten atraídas por personas hombres/masculinas (andro) o mujeres/femeninas (gino).

Actualmente, y con los principios del autoreconocimiento como bandera, son más las opciones que se suman al símbolo “+” como es el caso de las identidades étnicas o racializadas que viven su identidad de géneros u orientación sexual desde la amplia comprensión interseccional que les atraviesa.

En relación con avances de materia legislativa, salud, social y el reconocimiento de otras identidades legales, es importante precisar que Argentina es el primer país en LATAM en reconocer identidades no binarias decretando la posibilidad de agregar al documento de identificación una opción adicional referente al sexo, siendo la “F” Femenino, la “M” Masculino y la “X” para abarcar identidades de género no binarias, siendo la residencia su único criterio. Así, se suma a Uruguay, India, Irlanda, Nepal, entre otros países, que reconocen dicha categoría como la tercera opción de identificación en toda la documentación. Esto también puede figurar en el pasaporte: dicha nomenclatura es reconocida en distintos países por las autoridades de aviación como sucede en EEUU, Canadá, India, Alemania y otros.

Sin embargo, hay lugar para cuestionamientos pues en algunos países esta opción se restringe a personas intersexuales a las que se les solicita diagnóstico médico -una forma de patologización-, en la que Colombia también se circunscribe (lo más aproximado al reconocimiento es la sentencia T-447/2019).

¿Por qué delimitarnos tanto si somos seres vivos complejos aún con vastas incógnitas sobre nuestros comportamientos y existencias? Desde Campus Diverso invitamos a ampliar el (re)conocimiento de estas identidades y orientaciones sexuales no hegemónicas. Muchas, a pesar de las etiquetas que buscan otorgarles, no deben ser encasilladas, más bien pensémoslas como exploratorias, dinámicas, que ponen en juego y subvierten esas lógicas hegemónicas que limitan la expresión humana únicamente a opciones binarias de vida y acción. Comprendamos los procesos de estas personas, no juzguemos, escuchemos para entenderles y, si es posible, dialoguemos en conjunto para construir nuevas interpretaciones y formas de vida.

Visita nuestras redes y encuentra más información

Web: http://viceacademica.univalle.edu.co/2-tipo/418-campus-diverso

Instagram: https://www.instagram.com/campusdiversouv/?hl=es-la

Facebook: https://www.facebook.com/campusdiversouv/