Paro nacional, vogue y comunidad LGBTIQ+ ¡En pie de lucha!

Por: Campus Diverso

¿Qué es el “Vogue”?
Conozcamos la apuesta artística que también es política.


La presencia de personas con Identidades de Géneros y Orientaciones Sexuales Diversas (IG/OSd) en movilizaciones por causas y luchas sociales transversales a sus reivindicaciones, no es un hecho actual. De manera histórica, la lucha por los derechos LGBTIQ+ se ha vinculado a las diferentes manifestaciones en contra de las desigualdades y vulneraciones de los Derechos Humanos en las que se ven inmersas diferentes estructuras de la sociedad. Desde la organización y gestión de movilizaciones por la agenda propia, hasta la participación en las recientes manifestaciones por discriminación racial en EEUU, entre otros, han fortalecido lo LGBTIQ+ como movimiento social e interseccional.

Frente a la necesidad de decir lo que se calla en un contexto económico, político y sociocultural que vulnera múltiples derechos, se pone de manifiesto el ejercicio de una ciudadanía que trasciende la distinción sexual o de géneros, y cobra otros significados en las protestas sociales. La multiplicidad de cuerpos, voces e ideas se hacen presentes en el actual Paro Nacional colombiano (iniciado el 28 de abril) frente al desacuerdo manifiesto por el llamado “paquetazo de reformas” y otras acciones del gobierno nacional. Ejemplo de esta pluralidad es el Vogue, cuyos orígenes se atribuyen a las comunidades queer, negras y latinas del Harlem-Nueva York, que realizaban bailes de salón en los años 80.

A través de un baile inspirado por las poses de las modelos que aparecían en la revista Vogue e influenciado por los jeroglíficos egipcios y los movimientos de gimnasia, en las batallas de voguing, concursantes Trans, gay y queer, competían por trofeos y defendían la reputación de sus “casas”. Originalmente fue llamado “presentation”, luego “performance” y con el paso de los años, la danza se convirtió en una forma más intrincada e ilusoria que ahora se llama “Vogue”. Además de ser satírico, juguetón y cómico, el Vogue también era una herramienta para contar historias, incluso fue una manera de responder a la crisis del VIH-SIDA. Así, los grupos poblacionales que históricamente han sido marginados o discriminados, se sirven del Vogue como un elemento de resignificación corporal y de las plurales formas de habitar y dar identidad a los espacios, otorgando así nuevos significados a los estereotipos asignados a la población con IG/OSd, como consumo de sustancias, delincuencia, prostitución, entre otros.

El Vogue se ha expandido a través del mundo gracias a la globalización. Estas acciones políticas que no se circunscriben y limitan a los modelos hegemónicos, han sido adoptados y adaptados en una especie de hibridación cultural y de acuerdo con las particularidades de cada país, no siendo Colombia una excepción. Ejemplo de esto es la reciente manifestación vogue de un grupo de hermanas el día 28 de mayo durante el Paro Nacional; además, otras acciones se presentaron en diferentes ciudades y localidades de Colombia, reivindicando y visibilizando las luchas de las personas con IG/OSd.

Como dijeron Piisciis y Axid Ebony en una entrevista:
“[Luchamos por] colombianos que se están muriendo de hambre, por falta de empleos y oportunidades. Nosotras representamos el colectivo LGBTIQ+, las personas Trans no-binarias que están siendo asesinadas y desplazadas, sin ninguna visibilidad. [...] Nos dimos cuenta que el arte es la mejor y más poderosa herramienta para repeler el odio, para repeler la violencia. Vimos cómo por unos momentos el ESMAD retrocedió, nos cedió el espacio, la gente se animó y creo que ese el mensaje más importante que hay que destacar”

¡Que vivan las luchas desde nuestras diversas expresiones!

Visita nuestras redes y entérate

Web: http://viceacademica.univalle.edu.co/2-tipo/418-campus-diverso

Instagram: https://www.instagram.com/campusdiversouv/?hl=es-la

Facebook: https://www.facebook.com/campusdiversouv/